Categoría: Consejos Mundo Laboral

Qué no hacer en los momentos previos a la #entrevistadetrabajo

 

Las entrevistas de trabajo no comienzan cuando le estrechas la mano al reclutador, sino que debes estar listo desde el momento en el que pisas la oficina. Por ello, los minutos que tengas que esperar antes de ser llamado también son fundamentales, ya que pueden determinar qué tipo de persona y de profesional eres.
Los reclutadores utilizan distintos trucos, los cuales están diseñados para ver las respuestas y los comportamientos de los candidatos. Lo normal es que tengas que esperar unos 5 minutos antes de comenzar la entrevista, por lo que algunos reclutadores organizan sus agendas para atenderte nada más llegar, no dándote así tiempo a organizar tus pensamientos. Otros, por el contrario, citan a varios candidatos a la misma hora con el fin de que coincidan en la sala de espera y ver sus reacciones, examinando así también sus niveles de frustración y paciencia. En estos casos, puede haber un seleccionador infiltrado entre los aspirantes. Sigue leyendo

Anuncios

Mejora tu perfil de #LinkedIn con estas 5 actualizaciones

LinkedIn es la red profesional más utilizada del mundo. De hecho, más de 500 millones de personas ya han subido su currículum a esta plataforma con el fin de encontrar empleo, lograr un mejor puesto o trabajar el networking. Sin embargo, es difícil destacar dentro de esta amalgama de profesionales. Si quieres que tu perfil sobresalga y logre más atención, puedes comenzar por implementar estas 5 mejoras, las cuales podrás actualizar en menos de 5 minutos. Sigue leyendo

7 palabras y expresiones que deberías evitar en el #trabajo

¿Cuántas veces te habrás preguntado por qué tus jefes o algunos compañeros de trabajo no te toman todo lo en serio que te mereces? Puede que la explicación sea que, en ocasiones, no utilizas las palabras adecuadas, una situación muy común, pero que puede restar poder y credibilidad a tu persona.

Por este motivo, el World Economic Forum en colaboración con la revista Forbes, ha publicado una lista con las siete palabras que deberías evitar pronunciar en tu puesto de trabajo. Toma buena nota de ellas y ¡a triunfar!

Sólo

El adverbio ‘sólo’ es una palabra muy común en cualquier contexto, sin embargo, cuando la utilizamos en el puesto de trabajo, esta palabra puede ser un ‘arma de doble filo’. Y es que ‘sólo’ es una de las denominadas palabras protectoras, o lo que es lo mismo, las acciones que siguen a al adverbio ‘sólo’ disminuyen o suavizan en exceso nuestras acciones y nuestros logros. Sigue leyendo

Claves para hacer un buen #currículum de #programador

Es probable que hayas leído miles de recomendaciones sobre cómo armar el currículum, pero quizá no sepas de qué forma aterrizar la información relevante sobre tu área específica. En esta oportunidad, preparamos algunos consejos para hacer un buen currículum de programador prestando atención a las características particulares de tu profesión más allá de las generalidades que ya sabes de memoria.

Qué incluir en un currículum de programador

Conocimientos técnicos
Las empresas buscan un candidato capaz de resolver problemas reales, de modo que debes resaltar cómo utilizaste los lenguajes de programación que conoces en proyectos que arrojaron resultados concretos. Evita realizar extensas listas de habilidades, sustituyéndolos por tablas o columnas más visuales y especificando solo aquellos que manejas a la perfección. Si tienes un ligero conocimiento en algún lenguaje o sistema de diseño, guárdatelo para mencionarlo en la entrevista como complemento porque si lo pones el el currículum te preguntarán conceptos técnicos que quizá no manejas, jugándote en contra. Sigue leyendo

Las 8 competencias esenciales que te harán brillar en el ámbito #laboral

Enfrentarse al mundo laboral no es sencillo. Pasar del ambiente académico al profesional requiere de ciertas habilidades que deben empezar a fomentarse desde la etapa estudiantil.

Por eso resulta muy interesante el modelo que ha implementado la Universidad Europea, que se centra en desarrollo del estudiante a través de una formación basada en las competencias que, después, cuando se introduzca en un entorno de trabajo, le van a ser de gran ayuda. Sigue leyendo

Consejos para redactar un #email de en #inglés

 

Escribir un email es un arte, y más si lo haces en una lengua que no es la tuya. Cada idioma tiene sus propios códigos y el inglés no es una excepción. Si quieres que tu correo electrónico en inglés no termine en la papelera, estas son las claves que debes tener en cuenta.

Empieza de forma adecuada

Recibimos decenas de emails cada día y dependiendo del asunto a tratar y del receptor, todavía más. La fórmula tradicional es comenzar con un “Dear” seguido del nombre del destinatario.

Otros formatos como “Hi” o “Hello” pueden resultar demasiado coloquiales.

Cuida la introducción

Entre las fórmulas más elegidas para comenzar un email se encuentran expresiones como “I hope you’re doing well”, “I hope this finds you in good health”, “I hope you’re having a great week” o “I trust you are well”.

En realidad no tiene nada de malo, sólo que están tan utilizadas que han perdido parte de su sentido. Si tenemos en cuenta que esta introducción determinará si la persona termina o no leyendo el correo, mejor cuidarla. Desde Grammarly ofrecen cinco interesantes consejos.

El primero es no poner nada en absoluto, saltarse cualquier fórmula e ir directamente al grano. Según un estudio de la app de emailing Boomerang, los emails con entre 75 y 100 palabras son los que reciben mejores respuestas. N desperdicies caracteres con palabras vacías.

La segunda alternativa pasa por poner algo personal. Si te diriges a una persona en busca de una colaboración puedes hablarle sobre uno de sus logros profesionales. Así será más fácil captar su atención. Puedes referirte al último artículo suyo que has leído o a cualquier otra cuestión.

En tercer lugar, empieza con una declaración de intenciones: “I know you’re swamped, so I’ll be brief”. Estar ocupado tiende a ser sinónimo de importancia y a tu interlocutor le encantará saber que vas a ir al grano con tu email. Después sólo resta que cumplas con lo prometido.

En cuarto lugar, se puede empezar creando una conexión, algo muy útil para emails “en frío”. Un simple “We met at…” romperá el hielo.

Por último, siempre quedará el recurso de la clásica conversación de ascensor con una frase como: “How are things in New York? I hope you’re keeping cool during the heat wave” o “Hope your summer’s off to a great start. Is it vacation time yet?” que no va a aportar gran cosa, pero que puede servir como punto de introducción.

Desarrolla tu idea

Tras la introducción llega la parte central del email, en la que exponer de forma clara y, a poder ser concisa, el motivo del email. Para hacerlo nada como una frase que así lo índice. “I am writing to enquire about …”. “I am writing I order to…” o “I am writing in reference to …” son formulas clásicas que siempre funciona.

Recuerda que la mayoría de personas leen los emails en diagonal y por encima, así que es preferible usar frases cortas.

Acierta con el cierre

Por último, antes de terminar el email es importante dar las gracias a tu lector una vez. Estas fórmulas te ayudarán a conseguirlo:  “Thank you for your patience and cooperation” or “Thank you for your consideration”.

Puedes completarlas con una invitación a mantener el contacto como: “If you have any questions or concerns, don’t hesitate to let me know” o “I look forward to hearing from you”.

Termina cerrando el email con una de las siguientes fórmulas: “Best regards”“Sincerely”, o  “Thank you”. Evita expresiones menos formales como “Best wishes” o “Cheers”.

 

Visto en: APRENDEMAS