Cómo explotar tus cualidades durante una #entrevistadetrabajo


El reclutador te pregunta por tus cualidades, tus habilidades o tus logros. ¿Qué debemos responder en este caso? Si pecas de modesto no conseguirás el empleo, pero tampoco si quedas como un prepotente. La clave está en conocerte a ti mismo y aprender a explotar tus fortalezas, mostrándote como un profesional serio y relajado. ¿Quieres aprender a desenvolverte en una entrevista y lograr el empleo de tus sueños? Sigue los siguientes tips.

  1. Es importante, y en esto coinciden todos los responsables de Recursos Humanos, que te prepares la entrevista. Conoce la historia y la misión de la compañía y adapta estos datos o tu propio currículum, mostrando lo que podrías aportar a la compañía. ¿Cómo te defines a ti mismo? ¿Qué es lo que mejor sabes hacer? Para contestar correctamente a estas cuestiones, lo mejor es conocerte a ti mismo. Si necesitas ayuda, puedes preguntar a tus familiares y amigos términos que te definen como persona y profesional.
  2. La mejor manera de demostrar tus cualidades es mediante ejemplos. Intenta explicar algún problema en el que te hayas visto envuelto y, gracias a alguna de tus virtudes, hayas podido solucionar.
  3. Fundamental es también adaptar tus cualidades al puesto al que optas. Si te presentas a un cargo de comercial, tendrás que destacar tu poder de persuasión y tu don de gentes, mientras que los managers necesitarán capacidad de liderazgo y los publicistas, por ejemplo, saber trabajar en equipo. Para saber qué cualidades se precisan para cada puesto, puedes investigar los perfiles de los empleados, conocer la imagen de la compañía y los valores que transmite la empresa.
  4. Los reclutadores valoran muy positivamente que el candidato esté tranquilo, ya que proyecta una imagen de confianza, profesionalidad y saber hacer. Cuando te presentes a una entrevista, no te lo tomes como algo de vida o muerte, sino como un proceso del que pase lo que pase podrás aprender y crecer como persona y profesional.
  5. Cuida siempre la comunicación no verbal, la actitud y las palabras, ya que cualquier frase fuera de contexto puede sacarte de la carrera por el puesto. Del mismo modo, debes destacar tus cualidades personales, ya que ante currículos semejantes, los reclutadores escogerán a aquella personalidad que mejor se adapte a la compañía o a aquel candidato que mejor le “haya caído”.
  6. Nunca peques de modesto, pero tampoco de prepotente. La clave está en encontrar el punto medio, aquel que te presente como el candidato ideal. Olvídate de las virtudes que no aportan nada al cargo e intenta explotar aquellas que mejor te definan como profesional. Además, recuerda no hablar de dinero en la primera entrevista y nunca dar la imagen de ambicioso.
  7. El candidato deberá hablar aproximadamente el 80% del tiempo, aunque la batuta de la conversación será del entrevistador. No te quedes callado y muéstrate como una persona abierta, aunque no te pases de hablador o perderás la ocasión.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s