Te enseñamos a recordar todo lo que aprendes

 

¿Recuerdas la ropa que usaste tu primer día de clases? ¿El nombre de todos tus compañeros de primer año? ¿Todas las lecciones de tus tiras de materias actuales?… Seguro que debes recordar algo, pero no tienes toda la información al 100%.

Esto no quiere decir que tengas problemas severos con tu memoria, aunque no te caerían nada mal unas vitaminas.

Estudiar no es cosa sencilla, más aún cuando quedan pocas semanas para un examen; así que te dejamos algunos consejos para que recuerdes todo lo que aprendes:

Recuerda por medio de aprendizaje participativo. Puedes realizar un grupo de discusión con algunos compañeros, de esta manera aprenderán a través del repaso de sus lecciones. No olviden realizar una sesión de preguntas y respuestas, será bastante benéfico para todos.

Leer una o dos veces una materia no es suficiente, así que te recomendamos que realices mapas mentales, flashcards, presentaciones de power point. Al momento de realizarlos podrás repasar la información y comprenderla, por lo que al momento de repasar la información se quedará en tu cerebro.

Reflexiona acerca de lo que aprendiste o memorizaste y cuestiónate: ¿para qué me sirve?, ¿cuáles eran los conceptos que se relacionaban?, ¿está bien la estrategia que estoy aplicando? El pensar sobre lo que sabes te permite sentirte más confiado sobre lo que estudiaste además de reforzar en forma de repaso/reflexión los conocimientos.

Concentrarse en solo una cosa a la vez. Si al estudiar tienes a tu lado distracciones como celular, tablet, televisión y cualquier cosa que regenere ruido estarás perdiendo el tiempo; lo ideal es que estudies en un lugar apartado del ruido (tal vez con música de fondo -eso depende de cada persona-), bien iluminado y ventilado para que logres concentrarte.

Aprende de manera visual o auditiva. Todos somos visuales, así que puedes realizar algunas tarjetas o videos que te ayuden a recordar información; lo mismo pasa con los audios grabados o hasta puedes crear tonadas de canciones con tus lecciones que deseas recordar.

Mastica chicle. Por muy extraño que parezca, al estudiar, después de una presentación, exposición o clase, puedes masticar un chicle, “siempre del mismo sabor”, esto  hará que tu cerebro realice conexiones y de este modo recordaras todo lo que aprendiste.

No olvides llevar una dieta balanceada, comer a tus horas y no sobrepasarte con comidas excedidas en grasas ya que al momento de estudiar si te encuentras con el estómago vacío tu cerebro estará trabajando en la falta de alimentos; mientras que al excederte en comida te sentirás con sueño y no aprenderás nada.

Finalmente duerme lo suficiente y relájate para que de esta manera tu sistema nervioso se mantenga estable y de esta manera podrás absorber la información diariamente con facilidad.

 

Visto en: APRENDEMAS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s