¿ #Universidad o #FP ?

 

Según el último informe publicado por Infoempleo y Adecco correspondiente a los datos de 2015, el 42,43% de las ofertas de empleo solicita titulados universitarios y el 29,91% demanda personas con estudios de Formación Profesional: Técnico Superior (72%) o Técnico Medio (28%). Y hace hincapié en que la empleabilidad de la FP ha ido incrementándose en los últimos años.

Vamos a ver qué factores puedes tener en cuenta a la hora de decantarte por una u otra alternativa: universidad o Formación Profesional.

Tiempo y coste de la formación

Una de las primeras cosas en las que se piensa cuando llega la hora de decidir entre universidad y FP es la duración que tiene cada una de las formaciones. Y el precio, ya que las personas con menos recursos económicos preferirán escoger una carrera más corta o aquella en la que tenga su título antes para gastar cuanto menos, mejor.

Por ejemplo, un ciclo de FP dura dos años y cualquier carrera universitaria, como mínimo es de tres o cuatro años de duración. Más los que haya que añadir se si se desea contar con una especialización mayor a través de un máster, por ejemplo.

El Estado subvenciona los ciclos de Formación Profesional, y los másteres tienen unos precios muy elevados, tanto que a veces sin una beca de estudios es prácticamente imposible para muchas personas acceder a ellos.

Investigación, práctica y especialización

Cuando terminamos de estudiar cualquier formación llega el momento de poner en práctica lo que hemos aprendido. Si lo que quieres es dedicarte a la investigación, la formación universitaria te brindará mayores posibilidades de introducirte en este ámbito.

Sin embargo, la práctica y la especialización llegará de la mano de la formación profesional, ya que en esta opción las prácticas juegan un papel fundamental, y la parte teórica que se estudia durante el ciclo en cuestión se enfoca prioritariamente a las necesidades que presenta el mercado real de trabajo.

La empleabilidad

Como ya hemos visto al comienzo, las ofertas de trabajo suelen solicitar en mayor medida candidatos con formación universitaria, aunque los de Formación Profesional incrementan sus posibilidades de acceso a alguna de ellas, estando las cifras bastante próximas.

No obstante, tienes que pensar que a la hora de acceder a un determinado puesto de trabajo también va a pesar en qué momento te encuentres de tu carrera profesional, más incluso que el hecho por sí solo de contar con una licenciatura o un grado; la experiencia es fundamental. También entra en juego en este punto la especialización que puedes conseguir con estudios de posgrado que hayas realizado tras estudiar en la universidad. Muchas empresas lo valoran a la hora de elegir a uno u otro candidato.

Aunque, como veremos a continuación, no solamente puedes lograr esta especialización con un posgrado…

Universidad + FP, otra alternativa

Hasta ahora nos estamos refiriendo al hecho de tener que elegir entre una u otra opción. Pero, ¿por qué no hacer las dos?

A veces ya no tanto por gusto sino más bien por necesidad, hay personas que terminan su formación universitaria y, ante la falta de oportunidades, deciden estudiar un FP, una alternativa que cuenta con una baja tasa de paro actualmente.

Y es que estudiar en la universidad puede suponer hacer cuatro años de formación puramente teórica, y algo genérica, y especializarse con estudios de posgrado que pueden costar entre uno y tres años más. Que para el caso es el mismo tiempo que se si hiciera un ciclo de FP, pero con un desembolso económico mayor.

Algunas conclusiones

La decisión final solamente la puedes tomar tú. Infórmate bien de todo lo que ofrece cada una de las opciones. Estudiar en la universidad te llevará más tiempo y te supondrá un mayor desembolso aunque, si todo va bien, y tal y como afirman los informes sobre empleo, encontrarás trabajo con mayor facilidad ya que la mayoría de las ofertas demandan titulados universitarios.

Aunque la realidad a veces parece decirnos lo contrario, ya que la FP cuenta con una menor tasa de paro en nuestro país.

Se trata de un camino bidireccional. Según el mapa laboral de 2015 publicado por el Ministerio de Educación, el 24% de los titulados de FP decidieron completar su formación en la universidad y prácticamente el mismo porcentaje de titulados universitarios apostaron por hacer un ciclo de FP para especializarse tras acabar la carrera.

Así que si no lo tienes claro, tienes tiempo, recursos económicos y ganas de formarte y especializarte, quizá no tengas que decidirte por universidad o FP, porque las dos opciones, juntas, también resultan de lo más interesantes. ¿Y por qué no?

 

Visto en: BECASESTUDIO.ES

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s