Escribe la carta de presentación perfecta con estos #consejos

Por muy buen currículum que tengas, cada vez las empresas valoran más que lo acompañes con una carta de motivación. Esta debe ser rompedora, debe llamar la atención de los reclutadores y diferenciarte del resto de candidatos.

¿Qué debes incluir en la carta? Aquellos datos que sean relevantes para la oferta a la que estás aplicando como tus intereses, tus habilidades y competencias, tus expectativas y el por qué te interesa ese trabajo en concreto. Además es una forma perfecta de demostrar tu capacidad de comunicación y de que los seleccionadores conozcan un poco más tu personalidad.

¿A quién va dirigida?

Esto es lo primero que debes tener en cuenta. La cover letter debe convencer al empleador de que tú eres el candidato ideal. Por eso la carta debe ser profesional y seria. Cuida el lenguaje, el tono y la forma. Debes ser respetuoso y cordial y tratar siempre de usted. Trata de ser objetivo y neutral. Asimismo es conveniente que demuestres que tienes ganas pero cuidado, no caigas en el error de parecer demasiado coloquial.

Cartas personalizadas

Además cuanto más personalizada sea más información aportará y más llamativa será para los seleccionadores. Por eso es conveniente evitar usar una carta tipo o plantillas que se encuentran en Internet. No hace falta que repitas toda tu experiencia. Al ser personalizada y estar dirigida a un puesto y empresa en concreto céntrate en tus puntos fuertes y aquellas experiencias que tengan relación.

Estructura

Por supuesto, al igual que el CV la carta de presentación debe estar ordenada y estructurada. Una buena presentación va a determinar que el reclutador siga leyendo. Hay que tener en cuenta que estos manejan miles de candidatos al día y no van a prestar atención a aquellos que de entrada no les llame la atención. Para ello, lo mejor es utilizar frases cortas y simples y organiza la información en párrafos cortos con separaciones.

Una carta de motivación debería contar siempre con las siguientes partes:

  • Saludo: dirígite al departamento de Recursos Humanos o pon el nombre de la persona en concreto.
  • Introducción: importantísima. De ella depende que el empleador siga leyendo o no. Haz una entrada potente y atractiva que llame la atención del lector. En la introducción debes presentarte y justificar tu interés por la vacante.
  • Cuerpo: es hora de venderse. ¿Por qué debes ser tú el elegido? ¿Cuáles son tus puntos fuertes? ¿Qué puedes aportar a la empresa? ¿Qué experiencia tienes? ¿Qué funciones has desarrollado? ¿Has realizado algún trabajo similar?
  • Cierre: toma la iniciativa, pide una entrevista e incluso puedes dejar algún dato de contacto. Termina con un saludo y tu firma.

Visto en: Jumping Talent

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s