La universidad española, la cuarta más cara de Europa tras Reino Unido

hucha

La subida de tasas universitarias durante la crisis española ha convertido a la universidad de nuestro país en la cuarta más cara de Europa, tras Reino Unido, Irlanda y Holanda, según se desprende del informe La universidad española en cifras (2014-2015), elaborado por la Conferencia de Rectores (CRUE).

Cataluña es la más cara de todas las comunidades, aunque este curso haya congelado sus precios públicos (que decide cada comunidad en base a una horquilla de cuantías máximas y mínimas). Desde 2011, sus estudios de grado se han incrementado un 67% y otro 137% los de máster. El precio público del crédito matriculado en grado es de 33,52 euros. Esto se ha traducido en un descenso de matriculaciones desde el curso 2011-2012.

De esta manera, antes de la caída de la financiación pública universitaria y a pesar de estar inmersos en la crisis, en el curso 2010-2011, un grado de Ciencias de la Salud, por ejemplo, costaba una media de 1.290 euros y, en estos momentos, en Cataluña se pagan 2.150 euros; en Madrid 1.780 euros y en Andalucía 750 euros. Por lo tanto, no existe heterogeneidad en el precio si atendemos a regiones.

La media general de toda España de lo que paga un universitario por un curso de grado es 1.100 euros; y 2.020 euros por un máster.

Por su parte, la segunda más cara, Madrid, ha bajado un 5% las tasas para grado y un 10% para máster, que la sigue manteniendo en el segundo puesto de regiones más caras. En el otro extremo están Galicia, donde el crédito cuesta la mitad o menos y en Asturias, donde se paga una cuarta parte menos. El precio medio por crédito en ambas se sitúa en 17,13 euros.

Hacer frente a los recortes
La conclusión es que, durante los años de crisis, las universidades dispararon sus precios para poder hacer frente a los recortes y así conseguir dinero por parte de las matriculas de los alumnos. Según datos del Ministerio de Educación, la subida media durante la crisis ha sido del 18,6% en grados y un 21,5% en másteres.

Mientras, otros países como Alemania no superan los 50 euros por año académico o los noruegos, daneses, suecos o finlandeses, que no pagan nada por sus estudios. Cabe destacar también que, aunque España sea uno de los países que están a la cabeza en cuanto a sus tasas, estamos a la cola en las ayudas a los univesitarios. Además, España no concede préstamos, ni beneficios fiscales, ni ayudas familiares.

Los efectos de estos años de crisis han sido el cierre de carreras, fusión de facultades, despido de personal, pérdida de fondos, un menor número de alumnos por la subida de los precios y becas con menos financiación. Lo positivo es que las universidades son más eficientes y han hecho lo mismo que antes o más, con menos presupuesto. Cabe destacar que los datos de pérdida de alumnos son muy significativos, puesto que a finales de los 90 y en la primera mitad de los 2000, las cifras de alumnos crecieron. El pico de matriculados se alcanzó antes de la crisis. Sin embargo, ahora, estamos en niveles de hace más de 10 años.

Otra de las consecuencias de la subida de las tasas es que ha provocado una disminución del número medio de veces que un estudiante se matricula en una asignatura antes de aprobarla, según un estudio de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea).

Visto en: Ecoaula

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s