La @reválida de la #ESO será voluntaria y la de #Bachillerato sólo examinará de 2º curso

selectividad-01

La reválida de 4º de la ESO será voluntaria y la de Bachillerato sólo examinará de las asignaturas de 2º, en vez de las de 1º y de 2º. Son las principales novedades que el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, va a ofrecer a los representantes educativos de las comunidades autónomas en la reunión que mantendrá el próximo día 28.

Según el proyecto de real decreto ley sobre reválidas, que ha adelantado Onda Cero, la evaluación de la ESO (para alumnos de 15 y 16 años) no sólo no tendrá consecuencias académicas, sino que tendrá “carácter muestral”, es decir, se realizará sólo en algunos centros que elijan las comunidades autónomas.

Ésta es la fórmula que siguieron, en la práctica, varios gobiernos regionales el curso pasado cuando se vieron obligadas a hacer la evaluación de 6º de Primaria (11 y 12 años): realizaron un examen muestral. Sin embargo, el Ministerio les pidió explicaciones por escrito porque entonces consideró que no se ajustaba a lo dispuesto en la normativa.

Ahora, sin embargo, les copia la idea y permite que esta prueba se realice sólo en algunos colegios o institutos. Ya no será censal, ni tendrá efectos académicos, por lo que se convierte en una prueba más de diagnóstico, como las que se han realizado otros años de Primaria.

Además, según el proyecto de real decreto ley, el número de asignaturas se reduce. Los alumnos ya no tendrán que hacer un examen de siete materias, sino que simplemente lo harán de las troncales: Geografía e Historia, Lengua y Literatura, Matemáticas y Lengua Extranjera.

El borrador, por otro lado, acerca un poco más la reválida de 2º de Bachillerato (17 y 18 años) a lo que era la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU). Los alumnos sólo se tendrán que examinar de las asignaturas troncales de 2º y no de las troncales de todo el ciclo académico. Ya no tendrán, por tanto, que examinarse de asignaturas de 1º, como Filosofía. Ni de las dos asignaturas de opción, ni de la específica, ni de la troncal general, lo que significa, en la práctica, que el número de asignaturas queda reducido a cuatro, en vez de las ocho inicialmente previstas.

La nota mínima para aprobar será un 4 (en borradores anteriores era un 5), tal y como era con la PAU, y la prueba no tendrá más efectos académicos que servir para entrar en la universidad.

El ministro ya dejó caer el pasado martes, tras intervenir en el Pleno del Congreso, que realizaría cambios en estas pruebas, que han sido objeto de huelgas y de todo tipo de críticas.

Con este real decreto, el Gobierno quiere tomarle la delantera al Congreso en la elaboración de la nueva ley educativa. Es decir, este texto va a ser la semilla donde se vayan añadiendo los cambios de la Lomce. Mientras tanto, seguirá adelante la tramitación parlamentaria de la proposición de ley del PSOE aprobada por mayoría absoluta en la Cámara Baja. Se da la circunstancia así de que hay dos leyes paralelas para modificar la denostada Lomce. 

Visto en: El Mundo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s