Compaginar #estudios y #deporte

nat

 

Practicar ejercicio aporta muchos beneficios a los estudiantes. Alivia el estrés que puede aparecer sobre todo en época de exámenes; mejora la salud, lo que repercute en el rendimiento, y nos ayuda a descansar mejor. Pero, ¿es posible compaginar estudios y deporte y poder llegar a todo? En la planificación radica parte de este éxito, pero vamos a ver más modos de conseguirlo.

  1. Lo principal es tener una correcta gestión de tu tiempo. Considera cada aspecto como único e imprescindible en tu planificación diaria y deja espacio para poder realizar cada uno de ellos como corresponde. Si tienes un examen y necesitas dedicar más horas a estudiar puedes reservarte 20 minutos para dar un paseo a un ritmo rápido. Con eso puede ser suficiente.
  2. Crea hábitos. Dicen que si haces algo durante 21 días lo conviertes en un hábito. Si consigues que la práctica de ejercicio se convierta en una rutina para ti será mucho más fácil interiorizar ambas parcelas y llevarlas a cabo con éxito. Si sabes que al terminar la tarde saldrás a correr como cada martes, planificarás mejor el resto del día para poder acabar todo lo que tienes que estudiar antes de irte a hacer deporte. Y si lo haces todos los martes, quedará establecido como un hábito y será mucho más fácil gestionarlo.
  3. Intenta separar ambas parcelas. Es decir. Cuando estés haciendo deporte no pienses en todo lo que tienes que estudiar, y cuando estés con los apuntes no pienses en la clase que te toca hoy en el gimnasio. Cada cosa a su tiempo, debes centrarte al 100% en lo que estás haciendo en ese momento para sacarle el máximo partido.
  4. No te olvides de la importancia que tiene el descanso. Un buen descanso es beneficioso para tu rendimiento académico y también para el deportivo, puesto que tu cuerpo y tu mente deben encontrarse con toda la energía posible para afrontar lo que venga al día siguiente, ya sea un entrenamiento o un examen. Respeta tus horas de sueño.
  5. No procrastines. Si realmente quieres sacar adelante un entrenamiento físico, y no me refiero a uno de alto nivel, sino a tus rutinas de salir a correr, a andar o a clase de yoga, no pospongas para otro día lo que tienes planificado. Bien es cierto que si tienes un examen o has de presentar un trabajo tendrás que priorizar tus estudios, pero siempre que puedas compaginarlo, hazlo. Y viceversa. No dejes de estudiar el tema que te toca porque te apetezca más irte al gimnasio. Cada cosa en su momento y en su medida.

 

Visto en: BECASESTUDIO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s