Las 7 cosas que haces y tus compañeros de trabajo odian

anger-477044_960_720

Nuestro lugar de trabajo es prácticamente nuestra segunda casa y nuestros compañeros son como una segunda familia que vemos día tras día y con la que pasamos casi más tiempo que con nuestra familia real. Es por ello por lo que hoy te traigo una lista de 7 cosas que debes mejorar para que tu relación con tus compañeros de trabajo sea la mejor posible.

Ya te advierto que hay un par de estos consejos que solo te valdrán si estas en un puesto de alguna responsabilidad, pero la mayoría es aplicable a todos los trabajadores de una empresa sea cual sea su puesto.

  • Falta de una visión clara.

Enfocarse un objetivo e ir a por él, esa es una de las reglas más importantes que alguien tiene que tener en su día a día. En el trabajo esta hay que tenerla mucho más clara, ya que si no tenemos un objetivo claro nuestro trabajo no verá resultados, ya que cada día trabajaremos para una u otra cosa. Esto también afecta a tu relación con tus compañeros, ya que estos pueden cansarse de que cada día estés cambiando de opinión.

  • Ser contradictorio.

Este punto va muy relacionado con el punto anterior. Si hay algo que nos moleste más es que alguien nos diga una cosa y que luego nos diga la cosa contraria. Al final uno pierde toda credibilidad y hará que nuestros compañeros no confíen en nosotros y no nos tomen en serio, lo que a la hora de la verdad hará que no seamos bien considerados.

  • No cumplir tus promesas.

Hablando de perder la confianza, no cumplir tus promesas es algo que aún es peor que ser contradictorio. No cumplir el 90% de lo que prometemos, por lo menos, hará que nuestros compañeros dejen de fiarse de nosotros, no crean en nuestro compromiso y que no cuenten con nosotros a la hora de hacer cosas importantes.

  • Cumplir con el ejemplo.

Este es uno de los puntos que se pueden aplicar mayoritariamente a gente con cierta responsabilidad. Si tenemos el deber y derecho de mandar a otros, es siempre conveniente cumplir con el ejemplo y también cumplir tus ordenes. No servirá de nada si mandamos hacer un trabajo de una forma si luego nosotros pasamos olímpicamente de hacerlo como hemos dicho. Este punto nos diferenciará entre ser un jefe o un líder.

  • Falta de inteligencia emocional.

Cada persona es un mundo y cada día cada persona puede tener un estado emocional distinto al resto. En nuestro día a día tenemos millones de factores que pueden ‘minarnos la moral’ haciendo que estemos decaídos y poco productivos. Es por ello por lo que siempre es positivo saber captar la situación emocional de nuestros compañeros y apoyarles cuando estén de bajón o nutrirse de su energía cuando estén más animados de lo normal.

  • Ser desleal.

La confianza es algo que cuesta mucho conseguir y que cuesta muy poco perder. Si vamos ‘clavando puñales’ a nuestros compañeros acabaremos sin tener una buena relación con ellos, lo que hará que el ambiente de trabajo no sea del todo adecuado. Debes ser leal a tus compañeros para hacer piña y que como equipo saquéis adelante todos los proyectos que os pongan delante.

  • No proveer de buenas herramientas.

El último punta va dirigido a la gente que tiene responsabilidad. Es necesario que nuestros empleados tengan un equipo en condiciones para poder realizar su trabajo. Piensa en Fernando Alonso y en como en cada carrera intenta quedar en un puesto decente pero el coche no le da para más. Pues si no quieres que a tus empleados les pase lo mismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s