7 buenos #hábitos de los #estudiantes top

students-702090_960_720

¿Quieres ser el mejor estudiante posible? ¿Convertirte en un alumno sobresaliente? Detrás del trabajo constante con tus libros y apuntes hay algo más; son ciertos hábitos y maneras de pensar que pueden ayudarte a convertirte en un estudiante top. Te contamos 7 cosas que tienes que empezar a hacer para mejorar tu rendimiento académico.

  1. Leer únicamente el libro correspondiente es un método poco eficaz para aprender un nuevo material. Los mejores estudiantes se hacen con ejemplos prácticos, consultan Internet, exámenes de otros años… Van siempre un paso más allá.
  2. Los estudiantes top estudian en periodos cortos de tiempo, no hacen maratones frente a los apuntes. De esta forma, mejora su concentración y el estudio es más intenso, puesto que sabe que habrá un descanso en el camino. Estudiar sin parar durante muchas horas es, al final, contraproducente.
  3. Las rutinas diarias más productivas están caracterizadas por periodos intensos de trabajo, de entre cuatro y seis horas, seguido de un tiempo de sueño de calidad (y cantidad) aproximadamente de ocho horas diarias. Hay personas que necesitan dormir más para rendir mejor o incluso menos; tú mismo deberás conocerte y saber cuánto tiempo precisas para descansar y asimilar todo lo memorizado.
  4. ¿Qué haces cuando te dan un examen corregido? Le echas un vistazo rápido y lo guardas en el fondo de tu carpeta para no mirarlo nunca más? Los mejores estudiantes lo observan con detenimiento para ver dónde han cometido algún error, analizan por qué ha podido suceder y le buscan una solución para aprender de ello.
  5. Las clases son largas, la materia es complicada, hay libros para leer, apuntes para memorizar, trabajos en grupo… Y disfrutar del tiempo libre, claro. ¿Quién podría sugerir que hagas más lo que tienes que hacer? Los estudiantes top sí lo hacen. Y, aunque parezca paradójico, aprenden a gestionar mucho mejor su tiempo y a ser más productivos.
  6. Los mejores alumnos no se quejan. Si algo te parece que está mal o te molesta haz algo para cambiarlo, o ignóralo, pero no pierdas tu valioso tiempo, tu energía y tu salud mental hablando constantemente de ello. Busca alternativas y trata de solucionarlo, no de regodearte en todo lo malo que te rodea.
  7. La motivación viene, a veces se va… Pero estudiar para obtener un título, aprobar una oposición o un examen final precisa de una actitud constante y perseverante. Los deportistas entrenan hasta en sus peores días, así que si quieres ser un estudiante top debes ser capaz de encontrar las ganas y la motivación aunque ponerte frente a los apuntes sea lo último que te gustaría hacer en ese momento.

Visto en: Becasestudio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s