Consejos para reducir el estrés y #disfrutar de las #vacaciones

vacasFSB

 

Nuestro cuerpo y nuestra mente necesitan descansar en verano. Es importante sacarle el máximo partido a este tiempo de inactividad pero es imprescindible, también, saber desconectar para que el cerebro repose de verdad. Solo así conseguirás volver con más ganas en septiembre, con energías renovadas y con mucha fuerza para continuar con tus tareas diarias.

Vamos a ver 6 consejos que te ayudarán a reducir el estrés acumulado y a disfrutar de tus vacaciones.

  1. Desconectar la mente empieza por hacer una desconexión real, material, de nuestros dispositivos electrónicos. Todo puede esperar, así que olvida tu correo electrónico, tus redes sociales y, si puedes, hasta tu Whatsapp durante tus vacaciones. Ya verás qué bien te sienta este parón tecnológico.
  2. Si de verdad necesitas aparcar el estrés y los agobios, elige un destino tranquilo que te ayude a relajarte. Si optas por unas vacaciones en una gran ciudad haciendo turismo y sin parar de caminar tal vez regreses más agotado de lo que te fuiste. Evita lugares masificados e instaláte en un sitio donde ser respire paz y calma.
  3. Practica ejercicio. No es necesario que te pegues unas grandes palizas pero sí es recomendable que hagas algo de deporte durante tus vacaciones. Puedes caminar por la arena de la playa o por la montaña, por ejemplo; con eso bastará para oxigenar tu cuerpo y despejar tu mente. Además, liberarás endorfinas y te sentirás más animado y feliz.
  4. Planifica o improvisa. Esto dependerá de la personalidad de cada uno, puesto que hay personas a las que les relaja y tranquiliza llevar todo perfectamente planificado y organizado y hay quien esto le supone un agobio y prefiere dejarlo todo a la improvisación. Tú decides cómo quieres vivir tus vacaciones, se trata de que descanses y te diviertas, no añadas un extra de tensión.
  5. Cuantas más largas tus vacaciones más posibilidades hay de sufrir el conocido comosíndrome post vacacional. Los expertos recomiendan hacer periodos más cortos, de entre siete y diez días, y más repartidos durante el año (siempre que se posible).
  6. Deja un día entre volver de las vacaciones y comenzar las clases o el trabajo. Durante esa jornada podrás regresar a tu rutina con un poco más de calma, deshacer las maletas y preparar todo para tu regreso con mayor tranquilidad que si lo haces seguido. Cuando te hayas organizado dedícate el día para ti: lee, sal a pasear… algo similar a lo que hacías en tus vacaciones.

Visto en: BECASESTUDIO.NET

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s