¿Sabes cuáles son las diferencias entre la PAU actual y la futura reválida?

selectividad 02

Alrededor de 300.000 estudiantes de toda España, según las estimaciones de los rectores, están llamados en los próximos días a presentarse a la última Selectividad de la Historia. Asturias da hoy el pistoletazo, mientras que las más rezagadas -Andalucía, Cataluña y Castilla y León-  las harán entre los días 14 y 16.

Después de varias décadas de apacible existencia, la llamada Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) desaparecerá el año que viene. Será sustituida por la reválida de Bachillerato, un examen que, aunque los rectores y el Ministerio de Educación han intentado que sea lo más parecido posible, no es exactamente igual. Por ejemplo, algunos estudios no exigen la PAU para entrar, pero aprobar la reválida será una condición imprescindible para obtener un título y poder ir a la universidad.

¿Cuáles son sus características?

P.- ¿Qué diferencias hay entre la PAU actual y la futura reválida de Bachillerato?
R.- La PAU es distinta en cada comunidad autónoma, mientras que reválida será una prueba estatal, aunque por el camino ha ido perdiendo fuelle y el Gobierno ha cedido competencias a las autonomías para que sean ellas las que pongan las preguntas y el calendario. La PAU no es imprescindible (algunos centros universitarios no la exigen a sus nuevos alumnos), mientras que la reválida será obligatoria para obtener el título de Bachillerato y poder seguir estudiando. Si no se aprueba con al menos un 5, el alumno no podrá ir a la universidad. En cambio, la Selectividad se considera aprobada si en las pruebas el alumno saca un 4 y la media con su expediente da 5.
P.- ¿Cuándo cambia todo?
R.- En 2017 la reválida es piloto y no tiene efectos académicos. Esto significa que no es necesario aprobarla para obtener el título, aunque la nota sí contará para escoger carrera y centro, como ocurre ahora con la PAU. En 2018 sí que habrá que aprobarla necesariamente.

P.- ¿Qué se mantendrá como estaba?
R.- El tipo de preguntas, la puntuación (la nota máxima es un 10 pero puede subir hasta 14) y la ponderación de la nota final, en donde cuenta el 60% de la media de Bachillerato y el 40% de la calificación del examen. Las pruebas serán corregidas por profesores de instituto y de la universidad, como ahora.
P.- ¿Qué es lo que entra en la PAU de este año?
R.- Hay una fase general con exámenes sobre las asignaturas de 2º de Bachillerato de Lengua Castellana y Literatura, Lengua Extranjera, Historia o Filosofía y, en su caso, Lengua Cooficial. También hay un examen de la materia de modalidad a elegir por el alumno. El alumno puede examinarse de un máximo de cuatro asignaturas, aunque sólo dos de ellas suben nota y deben estar relacionadas con la carrera que va a cursar. En la reválida habrá más asignaturas obligatorias.
P.- ¿Cuánto dura?
R.- Cada ejercicio dura una hora y media. Entre examen y examen suele haber, al menos, 45 minutos de descanso. La reválida también durará igual.
P.- ¿Es un examen difícil?
R.- Cada prueba tiene dos opciones diferentes entre las que el estudiante debe elegir una. El Ministerio de Educación lo deja bastante claro en su web oficial:“No debes preocuparte porque, si has aprobado Bachillerato, aprobar la PAU es muy fácil. Por ejemplo, alrededor de nueve de cada 10 de los estudiantes que se presentan en junio aprueban”. “Aunque la nota obtenida en la PAU es importante, esta prueba no supone un freno para los estudiantes. Lo habitual es que se alcance la nota necesaria para cursar los estudios deseados”, añade el Ministerio. Según los últimos datos oficiales publicados, Lengua Castellana y Literatura, materia a la que se presentan todos los matriculados, la suspende sólo uno de cada cuatro estudiantes. Las asignaturas con peor porcentaje de aprobados son Matemáticas II (64%), Química (64%) y Física (68%).
P.- ¿Qué es la nota de corte?
R.- En las carreras en las que hay más demanda que plazas ofertadas, se fija una nota de corte, que es la nota de admisión que tenía el último estudiante que consiguió entrar en una determinada carrera el curso anterior. No hay que confundir la nota de corte con la nota de admisión, que es la nota con la que accede cada estudiante y puede llegar hasta 14 puntos. La nota de admisión es el resultado de sumar el 60% de la nota media del Bachillerato con el 40% de la calificación obtenida en la fase general de la PAU. Si el alumno se presenta a la fase específica, puede subir nota. Al 33% de las titulaciones universitarias de las universidades públicas presenciales se accede con una nota de admisión de 5 puntos y prácticamente al 60% con menos de un 6,5.
P.- ¿Qué pasa si se suspende la PAU?
R.- El alumno puede presentarse todas las veces que quiera para subir nota, incluso si ha aprobado. Si no está de acuerdo, puede reclamar o pedir una segunda corrección. Habrá una convocatoria en junio y otra en septiembre. Incluso si no quiere presentarse, puede acceder a algunos estudios. La reválida, por contra, hay que aprobarla para seguir estudiando.

Visto en: El Mundo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s