¿Qué te gustaría ser de mayor? Identifica si te has confundido de #carrera

astronauta

Seguro que cuando tenías 6 años, responder a esta pregunta era fácil, podías soñar ser lo que querías: ¿trapecista, astronauta, piloto de aviones de combate? Todo era posible. Tus padres te daban una palmadita en la espalda y te decían “muy bien hijo, claro que sí”.

Cuando tenías 18 años, y te preguntaban que querías ser, ahí la cosa cambiaba: ¿trapecista, astronauta? Ponte serio, que eso no va a ser posible, nadie se gana la vida decentemente como trapecista, y jamás vas a llegar a ser astronauta. Mejor estudia derecho, económicas o administración y dirección de empresas, y dedícate a lo que hace todo el mundo: tener una vida normal y un trabajo normal.

Y esa, amigo mío, es la causa por la cual la mayoría de las personas escogen una carrera profesional que no es la adecuada, y acaban pasando a ser parte del 80% de las personas que odian su trabajo.

¿CÓMO SABER SI TE HAS EQUIVOCADO DE CARRERA PROFESIONAL?

Según Caza Tu Trabajo, a lo largo de estos años, han identificado las 5 causas principales por las cuales las personas suelen equivocarse de carrera profesional. Si cumples alguna o varias de ellas, es posible que te hayas equivocado tú también.

#1 Escoger una carrera por aceptación familiar y social

La presión que podemos recibir de nuestros padres y nuestro entorno social es bastante grande. En países como España, a quien no estudia una carrera universitaria se le considera poco menos que un fracasado. Por eso muchos jóvenes comienzan la universidad con 18 años, porque es lo que está socialmente aceptado. ¿Quién se puede creer que haya tantos jóvenes que quieren estudiar administración y dirección de empresas? Es imposible. Escoger una carrera profesional por conveción social es simplemente lo más fácil: es hacer lo que hace todo el mundo.

Escoger una carrera por convencionalismo significa aceptar que para ti es más importante lo que otros piensan de ti, que lo que piensas tú mismo.

Por eso yo siempre he defendido que tienes que dedicarte a lo que te guste, porque es la manera de tener éxito a largo plazo. La alternativa a eso es acabar siendo parte del 80% de la gente que odia su trabajo.

dinero

#2 Escoger una carrera por dinero

Este es otro de los fallos más comunes. Si has escogido una carrera porque has oído que se gana mucho dinero, y quieres ser por ejemplo médico, abogado, ingeniero… porque así ganarás mucho dinero, te equivocas por dos motivos:

  1. Hoy día hay gran cantidad de licenciados en todas las carreras. Esto es consecuencia de la “titulitis” que sufrimos en España. Somos de los países europeos con mayor porcentaje de profesionales universitarios, y sin embargo junto con Grecia, el país de la Unión Europea con mayor paro juvenil. Hoy día es habitual ver cómo jóvenes licenciados tienen que emigrar porque en España no hay oportunidades para ellos. Así que si quieres dinero, parece que te vas a tener que ir a Alemania.
  2. El dinero nunca será suficiente. El dinero es un motivador “extrínseco”, esto quiere decir que hacer que tu felicidad dependa del dinero significa hacer que dependa de un factor externo, y siempre querrás más.
    Mejor escoge una carrera profesional que te motive, que te guste o incluso que te apasione, y averigua como puedes ganar más dinero escogiendo esa carrera profesional.

#3 Escoger una carrera sin saber lo que te espera

Otro de los motivos por los cuales muchos profesionales acaban descontentos con su trabajo es porque tienen unas expectativas que no se corresponden con la realidad.

El trabajo que esperas que sea excitante puede acabar siendo aburrido. Es mejor confrontar tus expectativas con la realidad que hacerte una idea equivocada de lo que te espera.

Hablar con personas que trabajen en lo que te gustaría trabajar y que te den su opinión de primera mano: cómo lo consiguieron, lo bueno, lo malo, lo que deberías saber antes de escoger esa carrera profesional.

pereza

#4 Tener pereza y querer acomodarse

Para qué trabajar, para que ser un pringado más. Mejor ser funcionario. Llevar una vida cómoda. Sin complicaciones. Ser funcionario o trabajar hasta las 5. Que no te exijan más de la cuenta.

Tu vida se acabará convirtiendo en algo gris. Tu trabajo será como cumplir una condena de 9 a 5. Un trámite necesario para vivir. No crecerás como persona y pasarás por esta vida sin pena ni gloria.

Mejor plantéate tener un trabajo que te motive de verdad. En el que no te importe trabajar una hora o cuarenta. Como decía Confucio: “El que ama su trabajo no tendrá que volver a trabajar ningún día de su vida”.

#5 No pensar a largo plazo

Tal vez ni siquiera consideres una carrera profesional, sino ir saltando de trabajo en trabajo con el fin de sobrevivir, ganar algo de dinero, y gastarlo en viajes, fiestas o ropa.

Tu vida se convertirá en juego de supervivencia, alternando trabajos que no te llevan a ningún sitio, y probablemente cuando tengas 40 ó 50 años, lo tendrás muy difícil para encontrar un trabajo bien pagado y para sobrevivir.

Es mejor tener un plan. La vida es muy larga y mirar a largo plazo a la hora de escoger tu carrera profesional te permite ver las cosas en perspectiva. Quizás poner copas hasta las 6 de la mañana está bien con 20 años, pero no creo que lo hagas con 50. ¿Cuál será tu alternativa entonces?

Trazar tu propio camino y marcar tus propias metas te ayuda a conservar el rumbo y no navegar a la deriva.

Visto en: Caza Tu Trabajo

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s