#Idiomas y niveles más demandados para #trabajar en #Europa

erasmus idiomas

 

Vacante de empleo en España, nivel de inglés C1; oferta de trabajo en Holanda, nivel de francés C1…Cada empresa tiene sus requisitos para contratar a un empleado pero los idiomas ganan cada vez más peso como condición necesaria. La Comisión Europea ha elaborado un informe basado en otras investigaciones, en entrevistas a los propios empleadores y en análisis de anuncios sobre el dominio de lenguas extranjeras y su relación con la empleabilidad.

En la industria saber idiomas es básico

Una cuarta parte de los empleos requieren un nivel avanzado de idiomas y esa exigencia aumenta en función de la educación necesaria para el puesto. El inglés es el más solicitado para hacer negocios pero no siempre se cumple en el sector del comercio internacional. En este tipo de trabajos los más útiles varían en función del país y del Estado que tenga como vecino. Mientras que para los funcionarios no es tan esencial saber idiomas, en la industria orientada al mercado exterior es básico.

Los empleadores entrevistados han explicado que la exigencia de otra lengua dependerá de las tareas propias del puesto y de la relación que tengan con otras acciones estratégicas como las ventas, la administración de las importaciones y exportaciones, la colaboración en proyectos transnacionales, el uso de herramientas y equipos, y la comunicación dentro de comunidades internacionales de profesionales altamente especializados.

Nivel alto o medio en función de si es una primera o segunda lengua

El inglés es con mucha diferencia la lengua más importante en el comercio internacional y en la provisión de servicios. Cuatro de cada cinco empleadores entrevistados y más de la mitad de las vacantes de empleo indican que éste es el idioma más útil para dichos puestos en todos los sectores y en casi todos los países de habla no inglesa.

A nivel de la Unión Europea, los tres idiomas distintos al inglés que han mencionado con más frecuencia son el alemán, el francés y el ruso. Las segundas lenguas más útiles serían el alemán, el ruso, el inglés, el francés, el español y el italiano. De este último criterio dependería el país en sí y cuál es su vecino.

“En general, los empleadores tienden a exigir un mayor nivel de habilidades orales que escritas tanto para el primer como para el segundo idioma”, afirman en la investigación. En cuanto a niveles, se piden sobre todo un C1-C2 o un B1-B2, que les permitirían comunicarse con hablantes nativos.

Para la segunda lengua extranjera, los empleadores piden un nivel medio B1-B2, tanto en la competencia oral como en la escrita. Otro porcentaje se contenta con un A1-A2, siempre que los trabajadores sean capaces de transmitir mensajes cortos y sencillos.

¿Cómo identificar el nivel que se pide?

Muy pocos indican en las ofertas de empleo un nivel según una escala oficial como es el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCER).  Si se va a realizar una entrevista de trabajo en un país europeo lo más probable es que haya que demostrar esos conocimientos a través de una prueba oral. La segunda forma más utilizada es una prueba escrita y otra oral, y la tercera la certificación por parte de terceros, véase a través de exámenes oficiales como el TOEFL, el TOEIC o las certificaciones de Cambridge English Language Assessment y Berlitz.

¿Nativos o no?

Uno de cada cinco empleadores ha afirmado que ha contratado un hablante nativo en los últimos 12 meses. La razón más habitual es que son esenciales para los puestos que requieren un alto nivel y sobre todo si el idioma extranjero que se pide es menos común.

El lugar del español

Según el estudio, el español ocuparía el quinto puesto en cuanto a importancia como lengua extranjera, mientras que por delante estarían el inglés, el alemán, el francés y el polaco. Por detrás aparecerían el ruso y el holandés.

Por sectores y teniendo en cuenta la lengua más utilizada el español ni aparece, ya que formaría parte del porcentaje reservado a otros. El inglés lidera en todas las modalidades como son alojamientos y actividades relacionadas con la alimentación, industria, actividades técnicas y científicas, transportes y logística, y comercio y retail. El alemán sería el segundo, mientras que el ruso se coloca tercero en transportes y retail. El holandés supera al francés en la industria turística y alimentaria, mientras que el francés se iguala con el alemán en las profesiones técnicas y científicas.

En la segunda lengua más útil sí hay espacio para el español, sobre todo en la industria y en el sector turístico y de alimentación. La que tendría más peso sería el alemán, seguida del ruso y del francés.

El estudio también habla de los idiomas que se aprenden en cada país. Sin contar con el inglés, en Bélgica el que más se aprende es el francés y justo el que más se demanda también es la lengua gala. Lo mismo sucede en Bulgaria con el alemán, en la República Checa y en Dinamarca. En el caso de Alemania el segundo más aprendido es el francés, mientras el que más se demanda es el francés.

Donde ya no coincide es en Irlanda, en la que se estudia francés pero se pide alemán; en Grecia donde sucede lo mismo o en la propia España, ya que la segunda lengua más estudiada es el francés pero la más demandada es el alemán. El español sólo se estudia como segunda lengua en Francia y en Portugal, y en ningún país es la más demandada en el cómputo global.

 

Visto en: MASTERMAS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s