Cómo afecta el #sedentarismo a tu #cerebro

mujercamaFSB

 

Una vida sedentaria no es buena para la salud. Esto lo sabemos desde siempre, ya que nuestro cuerpo necesita cierta actividad física para mantenerse saludable. Ahora, diferentes estudios han demostrado que este ejercicio que realizamos cuando nos levantamos del sofá y nos activamos es igualmente beneficioso para el cerebro, ya que gracias a ello está más sano y activo, tal y como han concluido los investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston.

Según este estudio, las personas que tienen hábitos sedentarios durante su adolescencia y al comienzo de la edad adulta tendrán un cerebro más pequeño cuando cumplan los 40 años en adelante. La conclusión es que el cerebro envejece a mayor velocidad respecto a quienes tienen por costumbre llevar a cabo alguna actividad física.

La investigación se realizó con 1.500 persona de edad de una media de 40 años, que tuvieron que superar diferentes pruebas físicas en una máquina de andar y someterse después a un escáner del cerebro. Los resultados, aunque no son concluyentes, mostraron una relación entre la pérdida de materia gris y la vida sedentaria.

Además, otros estudios como el que efectuó el Instituto Beckman de la Universidad de Illinois verificó que las personas que están en mejor forma físicamente tienen un volumen mayor del cerebro, algo similar a lo que se ha descubierto en estas recientes investigaciones.

Otra investigación sobre el sedentarismo y el cerebro

Más investigaciones han relacionado el sedentarismo y el cerebro, y no precisamente para decirnos que funcionan bien juntos… De hecho, desde la Universidad de Wayne, en Estados Unidos, señalaron que este estilo de vida alteraba el funcionamiento de un grupo de neuronas y que esto tenía consecuencias en el cerebro y también en el corazón.

Esta investigación, no obstante, trajo buenas noticias, ya que quedó desmentido que las células del cerebro no pudieran regenerase y se confirmó que el ejercicio físico y también el mental hacen que esta parte de nuestro cuerpo se mantenga activa y se facilite la formación de nuevas células.

Estos investigadores americanos llevaron a cabo estos estudios en roedores a los que facilitaron el hecho de poder hacer ejercicio y en otros a los que no se les permitió hacerlo. Los que lo habían hecho mostraban un funcionamiento activo de las neuronas, y en los que sólo habían dormido y comido habían surgido ramificaciones en las neuronas, consideradas por los científicos como bloqueos. El cerebro humano es muy similar.

Toca, por tanto, salir del sofá, dejar de ver la tele y movernos un poco más para que nuestro cerebro se encuentre en perfecto estado para cumplir con su tarea de estudiar y rendir al máximo.

 

Visto en: BECASESTUDIO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s