12 frases míticas que todos hemos dicho en época de #exámenes

estudiar

Ha llegado esa época del año en que las barras de los bares se vacían y empiezan a llenarse las bibliotecas. Esa época en que los móviles se colapsan con whatsapps pidiendo apuntes y los correos de los profesores con dudas que nadie ha preguntado durante todo el año. Han llegado los exámenes. Y cómo no, al mismo tiempo llegan esas frases que alguna vez todos hemos escuchado; o incluso, dicho.

1. “Esto no se estudia que seguro que no entra”

Un clásico entre los clásicos. Quien no haya dicho o hecho esto es que no ha pisado una clase en su vida. Y no, amigos, no funciona. Podemos seguir pensando lo que queramos, pero esa parte de los apuntes que ni miras siempre va a ser una pregunta que entre en el examen.

examenes septiembre

2. “Ya mañana me levanto temprano para echarle el último vistazo”

Error, craso error. Pones el despertador y suena, pero al mismo tiempo tu mano lo apaga. El pensamiento siempre será el mismo: “¿Para qué? Si me lo sé perfectamente”. Y claro luego llega el examen y efectivamente no te lo sabías.

3. “Eso no está en mis apuntes”

Quizá que tengas 10 páginas cuando el resto de tus compañeros tiene 50 sea el motivo. ¿Te acuerdas uno de esos días que estabas en la cafetería de la facultad tomándote una cerveza con tus amigos? Pues justo ese día fue cuando hablaron de ello en clase.

4. “Sólo le estaba pidiendo el típex al de atrás”

Sí, y de paso ya le estaba mirando las preguntas 3, 4, 6, 8 y 10. Asúmelo de una vez, nadie utiliza típex en un examen porque todo el mundo hace tachones. Hay que ir buscando una disculpa mejor a la hora de copiar.

ayuda

5. “¿En qué página de los apuntes está eso?”

Vamos a ver. ¿En serio? Déjala en blanco o invéntate algo que siempre serán mejores opciones.

6. “Voy a suspender seguro”

Y sí, amigos, habéis acertado. Ésa es la persona que se lleva la matrícula de honor de la asignatura y el odio generalizado de toda su clase. ¿Cómo vas a suspender el examen? Si antes de que empezara la asignatura, ya habías entrado en el Campus Virtual y te sabías el título de todos los epígrafes. Además te sientas en primera fila, eso es como mínimo un 8 en la nota final.

7. “Seguro que entran el tema 2 y el 5”

No te hagas ilusiones porque eso nunca sucede. Son los dos únicos temas que te has estudiado sí, pero es imposible que sean los dos que caigan en el examen de febrero. Lo más probable, de hecho, es que caigan el 1 y el 6. Y entonces tendrás la disculpa perfecta: “Justo los que estaban al lado. ¡Qué mala suerte!”.

bomba

8. “A partir del 3 hace media, ¿no?”

Desde el primer día el profesor sube al Campus esa cosa que nadie mira llamada criterios de evaluación en los que pone que no se hace media por debajo del cuatro. Pero por preguntar y ver si cuela tampoco pasa nada.

9. “Meted todo en la mochila y ponedla aquí delante”

Esa es la frase de profesor que rompe el mayor número de ilusiones segundos antes de un examen. ¿Recuerdas esos preciosos apuntes en miniatura que tenías guardados en tu mochila para echarles un vistazo en el examen? Pues ahora los tienes bastante más lejos de lo que esperabas. Casi tanto como tus opciones de aprobar.

10. “¿Me puedes dar otro folio, por favor?”

La pregunta es clara: ¿Para qué? Te acaban de dar dos hace un momento y no tienes ni para rellenar medio con lo que has estudiado. Eso es postureo y ganas de meterle el miedo en el cuerpo a los demás pensando que te sabes algo.

11. “El cabrón ha ido a pillar”

Efectivamente ese cabrón al que te refieres siempre será el profesor. También es verdad que no era muy difícil pillarte cuando de los 20 temas que tenía la asignatura habías estudiado cuatro, mirado tres por encima, tirado al fuego cinco y dado de merendar a tu perro el resto.

12. “¿Cómo llevas ese examen?”

Normalmente la pregunta te la hace esa persona que se sabe los apuntes de arriba abajo y de principio a fin y que en esos momentos acaba de despertar tu instinto homicida. No le respondas, tú suspende con dignidad.

Y aún así, todas estas frases irán pasando de generación en generación hasta que tu hijo o tu nieto te cuente la misma película que tú le contabas a tus padres y a tus abuelos y que nunca conseguiste que se creyeran. ¿Sabes por qué? Porque ellos lo hicieron incluso antes que tú.

Visto en: El Mundo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s