Estudiar y ser madre: ayudas para lograrlo

madre

 

Ser madre no es fácil y si ya le sumamos a la variable los estudios todavía más. Cursar una carrera o un máster al tiempo que se cría a un hijo es una tarea de titanes. En Alemania lo tienen tan claro que desde Mawista, una compañía especializada en seguros de salud para estudiantes extranjero, llevan ya años desarrollando un programa de becas especialmente enfocado a estos perfiles y además destinado exclusivamente a quienes estudien fuera de su país.

Las becas Mawista para alumnos que estudian en el extranjero con hijos están dirigidas tanto a alemanes como a extranjeros que quieran terminar sus estudios en Alemania y se pueden solicitar hasta el 15 de enero. No existe restricción en cuanto al área de estudio ni la titulación. La cuantía de la beca asciende a 500 euros y su duración es de un año como máximo.

Este tipo de iniciativas están en la línea que mantiene el ejecutivo teutón sobre la maternidad y la posibilidad de compaginar vida laboral y familiar. Y es que para empezar, sus permisos de paternidad y maternidad son de 14 semanas a dividir entre ambos progenitores frente a los 13 días naturales y 16 semanas en España.
La diferencia está en la excedencia que pueden añadir los alemanes que alcanza hasta 12 meses y que supone la posibilidad de poder tomarse un año libre o con jornada reducida durante los tres primeros años de vida y cobrar del estado hasta el 67% del salario neto con un mínimo de 300 euros al mes.

Quizás por eso, en España es difícil encontrar ayudas enfocadas a los estudios de las madres que quieren seguir formándose. El Ayuntamiento de Granada es uno de los que lo hace con una ayuda económica de 601 euros al mes a las madres menores de 31 años con hijos menores de tres que quieran iniciar o retomar sus estudios básicos, secundarios, ocupacionales o universitarios. El cupo de becas es limitado.

En Estados Unidos también proliferan estas ayudas en diferentes estados. Un ejemplo son la becas ASIST para estudiantes adultos en transición escolar en Los Ángeles o las de Becas de la Fundación de Mujeres Empresarias y Profesionales de Arizona que están dirigidas a menores de 25 años que quieran retomar su carrera. En esta línea, las becas del programa FodReStart en Oregon becan cada año a 30 personas que quieran continuar con su educación básica.

También las mujeres embarazadas tienen sus propias becas en Estados Unidos. Es el caso del programa SWE, que cuenta con diferentes ayudas en función del curso de la alumna y del tipo de estudio o de las Becas Emerge, que cubre el pago de la matrícula pero está destinado a personas que se graduaron tiempo en el instituto pero no pudieron atender a la universidad, que estén pensando en dar un giro a su carrera profesional o que no pudieron terminar los estudios universitarios. En Arkansas las ayudas son para los padres solteros y con las becas ROSE se ayuda a las madres embarazadas o solteras que hayan sufrido violencia doméstica.

A través del programa Scholarship4Moms se regalan 10.000 dólares y se pone en contacto a madres que quieren retomar sus estudios y escuelas, mientras que la beca FSEOG brinda a madres solteras y con bajos ingresos hasta 4.000 euros al año para sus necesidades educativas.

Ayudas y prestaciones para madres

En España las ayudas son mucho menores en número y en términos generales no tienden a estar enfocadas al estudio. Esto no quiere decir que no se ofrezca un trato preferente a las mamás, que sí pueden acceder a algunos beneficios sociales y fiscales.

El primero son las prestaciones por hijos menores a cargo o mayores de edad con una discapacidad igual o superior al 65%, que intentan ayudar a las familias con menores de edad, las familias monoparentales y también a los huérfanos con problemas económicos. Para aspirar a ellas el nivel de ingresos familiar no puede superar los 11.547 euros en el caso de tener un hijo y un 15% más por cada hijo a partir del segundo. El límite para las familias numerosas es de  los 17.380,39 euros para familias numerosas con tres hijos que se incrementará en 2.815,14 por cada nuevo vástago. La cuantía de la ayuda asciende a 145,50 euros por hijo que la Seguridad Social abona cada seis meses.

En el caso de los hijos con discapacidad, el Estado asignará 1.000 euros anuales cuando la minusvalía sea del 33% en descendientes menores de edad y del 65% para mayores de 18 años. En el primero de los casos de los segundos, las ayudas ascienden hasta los 4.402,8 euros y se disparan a los 6.604 si la discapacidad supera el 75%.

En el caso de los partos múltiples, las ayudas por dos hijos ascienden a  2.594,4 euros, mientras que los trillizos aportarán 5.188,8 euros y los cuatrillizos 7.783,2 euros.

Las madres con hijos menores de 3 años que trabajan disponen de una ayuda de 1.200 euros que se descontarán en el IRPF, aunque pueden solicitar el anticipo de esta deducción a razón de 100 euros al mes.

Muchas comunidades ofrecen ventajas fiscales adicionales para los nacimientos y algunos gastos de los niños que, además, permite pagar menos impuestos al aumentar el mínimo familiar de la madre. En el caso de Castilla-La Mancha, por ejemplo, dispone de unas becas mamá de 150 euros para mujeres embarazadas con problemas económicos que alcancen las 14 semanas de gestación.

 

Visto en: APRENDEMAS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s