Declaración de la #Renta: respuestas a tus dudas si has hecho #becas o prácticas

HACIENDA

“Hacienda somos todos”, pero ¿también los becarios? Si has recibido alguna ayuda a los estudios o has trabajado en prácticas no deberías perder de vista tu declaración de la renta. Una máxima que debes aplicar siempre es que la Agencia Tributaria tratará de que pagues por todos y cada uno de los ingresos.

¿Las becas y ayudas a los estudios están entre ellos? Por defecto sí lo estarán, salvo que cumplan una serie de requisitos. El primero y más importe es que la beca esté concedida por un organismo público, una fundación o una ONG, aunque en este caso deberán estar destinadas a colectivos generales de personas y adjudicarse en régimen de concurrencia competitiva.

Además, también existen unos límites a las cantidades que estarán exentas de tributar y que son de 3.000 euros para estudios de segundo ciclo, incluida la universidad, y 15.000 cuando además haya que compensar gastos de viaje y alojamiento. En el caso de estudios universitarios en el extranjero y estudios de máster en general la cuantía se eleva a 18.000 euros anuales y subirá hasta los 21.600 euros si el postgrado o doctorado es en el extranjero.

Las cantidades que superen esa cifra habrá que incluirlas en la declaración de la renta.

¿Y los investigadores?

Las becas de investigación también están exentassiempre que cumplan lo marcado por el Real Decreto 63/2003. Esto quiere decir que el programa debe de estar incluido en el Registro general de programas de ayudas a la investigación y los becarios ser graduados universitarios.

El problema es cuando se combina una beca con un contrato en prácticas. Estos ‘becarios’, que en realidad no son tales, sí tendrán que incluir lo que ingresen en la declaración de la renta. Y es que si hay un contrato en prácticas Hacienda entiende que se trata de un salario por el que hay que pagar impuestos.

Pero una cosa es que ese dinero no esté exento de pagar impuestos y otra bien diferente que estés obligado a hacer la declaración de la renta por el mero hecho de ser becario. En este sentido, hay varios elementos que determinarán si debes o no presentar el IRPF y el salario es uno de los más importantes.

Con carácter general no tienen que hacer el IRPF las personas que perciban menos de 22.000 euros anualesde un solo pagador. Esta cantidad baja hasta los 11.200 euros cuando hay más de un pagador y además se han percibido más de 1.500 euros al año del segundo y posteriores pagadores -si no es así, se aplicaría el límite inicial-.

Para que lo tengas más claro, imagina que has estado trabajando como becario con contrato y has cobrado 12.000 euros. En este caso no estarías obligado a declarar. Pero si además de ese dinero has trabajado los fines de semana y has percibido 2.000 euros en todo el año, en ese casi sí tendrías que hacer el IRPF.

De todas formas, el hecho de tener que presentar la renta no quiere decir que tengas que pagar. De hecho, si no has ganado mucho dinero y las retenciones de IRPF de tu nómina estaban bien calculadas, lo más probable es que Hacienda te devuelva parte de esas retenciones. Es más, incluso si no estás obligado a declarar, es recomendable que solicites el borrador de la renta con tus datos fiscales para saber cuál sería el resultado del IRPF. Puede que te sorprendas.

Visto en: MASTERMAS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s